domingo, 30 de agosto de 2009

Después de Treblinka (instalación - 2007)

"Hacer arte es verdaderamente una actividad subversiva"
Chris Burden




“Después de Auschwitz, nadie podrá escribir poesía” frase dicha por Adorno, ni antes ni después, se dejó de escribir, a pesar de los inmensos horrores vistos sobre la faz de la tierra. A primera vista, entonces, podríamos decir que la frase peca de ingenua y tal vez, cabría pensar: muy ingenua.
Pero cuando pensamos, reflexionamos un poco más, e indagamos en el real concepto de la misma; lo que realmente significa aparece con toda la violencia de los hechos.



La globalización de las noticias, la inmediatización de las mismas, la constante repetición de los horrores cotidianos, terminan por acostumbrarnos a los mismos, al menos, dentro del contexto informativo, parecería que ya perdimos la capacidad de asombrarnos. Pero que sucedería, si en medio de un brindis, alguien relatara los últimos desastres de Somalía, Kosovo, Colombia, Irak, que pasaría si cuando vemos las fotos de un casamiento, o en un cumpleaños de quince, pasaran imágenes de los últimos desastres climáticos y sus consecuencias.




Obviamente la reacción sería otra, el desconcierto ante la deslocalización , ante la descontextualización podría provocar en nosotros , espectadores, otra reacción que no sea la de la indiferencia, ante el dolor ajeno.
Estamos acostumbrados a compartimentar, clasificar, encasillar, para asignarle a cada situación, un comportamiento emocional preestablecido. Parecería ser que la rutina promete seguridad.



Esta muestra deslocaliza, imágenes que captan un instante de horror, aparecen sobre un fondo florido, con todos los significantes que las mismas ofrecen; el contraste color/b&n, hace más notoria la diferencia. Después de Treblinka, antes y ahora, el horror y el dolor parecen se una constante inevitable, no permanecer indiferentes al mismo, es una impostergable obligación.



La pequeña y frágil sensibilidad burguesa sin duda puede sentirse agredida, la deslocalización puede sin duda, ser inquietante, el edificio de nuestra seguridad puede mostrar alguna rajadura, la seguridad sentimental puede sentirse agredida. La Cultura Mermelada puede presentar un ligero sabor agrio.




"¿Acaso la mejor subversión no es la de alterar los códigos en vez de
destruirlos?"

Roland Barthes





"La sociedad de los seres es un vampiro
que no quiere marcharse
y que está atado
nervio a nervio
y fibra a fibra
a su objeto:
la indefinida explotación del cuerpo del hombre humano."

Antonin Artaud