martes, 21 de julio de 2009

SIGA EL CORSO



la ley, sí, las leyes
se esconden tras las sombras
no hay peor visión que eso
ahora bien, dicen, digo
¡ fueron ellos !
después en los pubs
las dancing los boliches
la canchita la esquina el estadio
atrás de una vidriera
insisten nuevamente
y que el olvido haiga su descargo
nuevamente en el café
en la tertulia o en el tablero de ajedrez
digo, dicen
¡ nosotros fuimos los culpables !
¡ carajo !
otro a otra
vuelan las palabras en el aire
nos dejaron caer en el asombro
¡ señorita señorita, pido la palabra !
todos gritan
es todo un gozo
otra vez las serpentinas
la avenida rebosante de entusiasmo
los ¡viva, viva ! lastimosos
los cuerpos contra cuerpos contra cuerpos
pretenden evitar
que la ley de gravedad se haga presente
con todo su descaro