lunes, 20 de julio de 2009

LA ÚLTIMA MISA EN EL ALTAR DEL PATIO

salió primero uno y
después otro y otro /F U E R O N
SUCEDIÉNDOSE LOS MINUTOS / el gato de
pupilas redondas y de sonrisa exacta / LA
CULEBRA DE PIEL DE SEDA / el cuervo que anida
en el preciso horizonte de la l u n a / E L Z O R R O
VANIDOSO / la niña aún con sangre entre las
piernas / EL MENDIGO CIEGO APAGÓ EL
CIGARRILLO EN SU OREJA Y SUS OJOS
BLANCOS MIRARON AL SUR PRESINTIENDO LA
TORMENTA / apareció sin que nadie notara su
presencia y sobre el altar del patio / DEPOSITÓ SIN
RUIDO EL FRASCO CON EL FETO VIVO / un ladrillo
amasado con la tierra de la tumba de un ahorcado / UN
RELICARIO HECHO CON DIENTES DE BALLENA /
un caparazón de tortuga convertido en plato /
DENTRO DE ESTE A MODO DE OSTIAS /
podrían ser tal vez / LOS DEDOS DEL HIJO DEL
CARPINTERO QUE AYER LOS PERDIÓ
JUGANDO EN EL TALLER DEL PADRE / o a
lo mejor sólo son ostias con forma de dedos de
niño recién trozados / COMO SEA / los fieles
uno a uno se fueron acercando / RECIBIENDO ENTRE
SUS PICOS / sus bocas / LA OFRENDA MERECIDA / sólo el ciego
seguía sin mirar / PRESINTIENDO LA
TORMENTA / hasta que una a una fueron
sucediéndose las gotas / LUEGO EL VIENTO / el
relámpago / EL RAYO / la tormenta / LOS ORANTES HECHOS DE
MIEL Y AZÚCAR / no pudieron resistirla tentación de verse
disolver debajo de la lluvia / IMPREVISTAMENTE LA
MISA TERMINÓ POR FALTA DE CUORUM DE
CREYENTES PRESENTES EN PATIO

ella se despertó temblando, la frente
cubierta de rocío, miró con miedo a
todos los rincones de la huerta. se
arrobó ya más tranquila en su nido de
hortensias más azules que el fondo
nacarado de una estrella, buscó
debajo de su cuerpo. encontró el lápiz
y el cuaderno, se apresuró a escribir el
sueño. luego más tranquila, estiró su
l a rgo cue rpo pa r a pa s e a r s e
presuntuosa por el huerto, en busca
de la inocencia desecha a martillazos