martes, 21 de julio de 2009

PREGUNTAS

en la ventana afuera la tormenta y en la bahía todas las preguntas ascendiendo en
frases que gritan
¿serán suyas, señora?
y más acá o más allá será tu sexo inquisitivo el que gritará fastidiado
¿serán suyas, señora?
y bajo todos los trastornos, tras páginas de quejas y reproches, encontraremos las
calles habitadas por todos los reflejos que no vemos y la memoria sobre besos en el
recuerdo frágil de tu ausencia responderá la respuesta equivocada al
¿serán suyas, señora?