sábado, 7 de mayo de 2016

GuLUNgUÁ CuCUmBÉ - 2016


El bozal (pidgin) es un instrumento obligatorio de comunicación, pero a la vez se convierte en un ancla de resistencia, un punto de referencia para el arraigo cultural. Los poetas afrodescendientes plasman en sus textos la denuncia contra el esclavismo y las malas condiciones sociales a las que fueron sometidos como raza. Pero el poeta “belletrista”  no es conciente de que se esfuerza en utilizar una herramienta de dominación, como lo es el lenguaje de los “amos”. Una pequeña parte de escritores “negristas” recuperan en su poesía una forma de escritura “africanista”, el bozal, fragmentos de dialectos, glosolalia y un asemicismo omatopéyico con claros ecos que suenan a selva salvaje; del mismo modo, algunos escritores europeos y eurodescendientes, también los utilizan, algunos como parodia torpe, otros como elemento reivindicativo.  Los textos seleccionados pertenecen a diversos autores y a diversas épocas, pero su interpretación tiene la finalidad de incluir a la poesía negroafricanista en el contexto de la vanguardia sonora experimental y fonética.