jueves, 19 de agosto de 2010

Tangopatía IV


Como el violento choque de dos autos

a pleno frente

a 180

menos que restos de un naufragio

como un cenicero

arrojado de la última ventana del Palacio Salvo

al medio de una ronda de niños

que juegan en al palaza

menos que un susto

a pleno aire en el silbido

el estallido de vidrios en la calle

y repito

una sorpresa

como un cuchillo que sale de la nada

furioso

enamorado de la piel trémula

menos que un muerto

a la salida de un baile

menos que un muerto

en las noticias internacionales