martes, 21 de julio de 2009

4º Homenaje a Ducasse

Los Cantos de Maldoror, que mejor transfusión para un alma
dolorida!



















POÉTICA

como la poesía
el tiempo se deslíe
se desgrana cual catarata
pileta desbordada
en un descuido, en un olvido
réquiem para un muerto

NOVIEMBRE

noviembre está lleno de ataúdes y cuentas por pagar /
PERO QUE IMPORTA! / sólo esquivar cadáveres y
sonreír en las fotografías / NO VER EL SOL / y actores
jugando a la escondida en un teatro a oscuras /
NOVIEMBRE ES CADENCIOSO / y sin dinero como
no hacer sepuco / SI YA NO QUEDAN SALIDAS NI
ENCUENTROS / tal vez, sólo tal vez la heladera no deje
de funcionar / Y PUEDA ENFRIAR LO SUFICIENTE
EL MAR EN PRIMAVERA / que más queda en lo
profundo del vacío / ES CIERTO NOVIEMBRE ESTÁ
LLENO DE ATAÚDES Y YO YA TENGO EL MÍO / que
dios me bendiga / AÚN QUEDAS CUENTAS POR
DEBER

todos querrán ir al cielo

DISTE LO QUE TENÍAS PARA DAR / la motosierra abrió
tus tallos de damisela trasnochada / Y LA SANGRE SOBRE
FOTOS DE UN FUTURO QUE YA ES NADA / pintó tus
labios de blue moon / ANTICIPÓ TITULARES DE
PASQUINES EN PUEBLITOS SOBRE ARROYOS / y que
decir de la risa de viejas afiebradas / QUEMADAS POR LA
MISMA SOLEDAD DE VAGINAS CLAUSURADAS / por el
mismo olvido del dolor / POR LA MISMA PUTA SUERTE /
mira! / GRITARON TUS OJOS / mientras afuera el mundo
reventaba / EL MISMO MUNDO EN QUE EN TITULARES
DE LA NOCHE MUESTRA CÓMO SE DESANGRA / igual
que ahora vos / IGUAL QUE UN ACORDE / o un armónico /
DISUELTO EN LA OSCURA NOCHE QUE ME AMPARA

TODOS QUERÍAN IR AL CIELO II

se apartó / DEJÓ PASO / eran sirenas quemando el silencio
de la nada / LAS PASTILLAS / los espacios vacíos / LAS
PAREDES BLANCAS / los pasillos interminables como un
grito / COMO UNA PATADA EN LOS HUEVOS / como una
piña en la oreja / COMO LA CARICIA DE TU AMADA / se
apartó / SE CANSÓ / se aburrió / FADE OUT QUISO
DECIR / pero se apagaron en su boca las palabras

REQUIEM PARA JULIO INVERSO

cielo pájaro invertido dando vueltas por ahí /
NO ESCONDAS TU MIRADA TRAS EL
CARTEL DE WANTHED / las balas que vienen
disparadas desde la blanca luna son para vos /
NO ESPERES POR FAVOR / cortejos de negros
gusanos con cabeza florecida / A CAJÓN
CERRADO! / gritarán desde londres
instrucciones perforando un atardecer en
maldonado / CUANTOS RECUERDOS
GALOPANDO EN EL HORIZONTE / y otra
pastilla más viajando veloz a un destino
anudado por tus manos / SALTA SALTA
SALTA!!! / gritan de londres los mecánicos
hechizeros que ríen gritando / MIGAS DE PAN
PAN PAN! / y en el silencio de una hora
quebrada / SOPESAS LAS POSIBILIDADES
QUE SON POCAS / y de londres gritan las
aguas del támesis invitando a una opción
negada / Y SOBRE EL ACANTILADO FILO DE
TUS VERSOS INICIAS EL VIAJE / la
caidaaaa.../ SIN PARASUBIDAS CREÍBLES /
ni parabajdas probables / EL VIAJE CON
DESTINO EQUIVOCADO / y todo se
desvanece como en una explosión / Y SÓLO SE
SIENTEN LAS RISAS / flotando en un aire de
soledad y desamparo

Una ciudad - texto de Julio Inverso VCD microGRAFIAS 2006

video

TODOS QUIEREN IR AL CIELO

que decir entonces / SE FUE / navegó el fin de todas las
miserias / DOS SEGUNDOS COLGARON DE LA NADA
/ un disparo / UN BANG! / retumbando en el eco de la risa
/ DE LA HIPÓCRITA MIRADA / y cayo / SE HUNDIÓ / y
la olvidaron entre aplausos y sonrisas apretadas



"Autorreferencial" VCD microGRAFÍAS 2006

ver video

LAMBS

en el campo las ovejas
tienen una sola muerte miserable
sin heroísmos ni metáforas
apenas si cuelgan de un árbol
únicas en el sufrimiento
y la sangre que cae
sorprendida
temblando
alucinada
apenas trece minutos
( se demora más escribiendo este poema )
apenas trece minutos dije lleva sacar
su piel sus vísceras y el dolor ese
del cuchillito entrando lentamente
para que el último aliento por su boca escape
no tienen las ovejas cantores exiliados
( sólo albañiles tristes observando )
apenas sólo la única compañía de las gallinas
que picotean como descuidadas
la sangre mezclada con el pasto
pensando cuándo llegará
su hora en la mañana

EL ÚLTIMO BAILE

que extraña fascinación atrae a la llama el último baile de las polillas /ese girar
apresurado / frenético / alrededor del candil / ese jadeante aleteo impregnado de
gesto inútil /de inmolación heroica / de pirueta mal calculada / torpeza genética o
deseo inevitable de querer morirse / de suicidiarse / de estar harto de ser viejo y que
la plata no te alcance o de estar arto de ser joven y de no tener plata para entonces
no poder saber que no te alcanza / o de estar jodidamente bien y ser mayor de edad
tener dos piernas dos brazos dos huevos y la concha de su madre dos hijos y mas de
dos cuentas por pagar y ni una sola platita para que no te alcance / entonces claro /
como siendo polilla no querer reventarte contra esa luz / tan linda ella / como no dar
giros alocados en el último hecho contundente de tu vida / como no querer llevar ese
último instante a ritmo de pericón / de gato / chacarera y al final hacerte bosta / en un
pogo violento / furioso / desesperado / ¡ que mierda ! / no tener una escopeta y
cargarte algún moscón de pasada / alguna chinche y si pudiera antes de morir
incinerada tirar la vela / para que arda la mesa la casa el campo todo / con su vacas
lindas / sus ovejas blancas / su miseria y la tristeza inevitable de final inútil / último
baile de polillas suicidiadas

TRABAJOS

la atroz mentira hizo posible la gran derrota/el se puede emerge en la rebelión sobre
los repetidores de la verdad/!atrás!/y el primero/y el después otro y otro/se alzan sobre
las voces de la soberbia y la locura/”ES EL FIN DEL MUNDO Y LAS IDEAS”/todos
izamos los ojos buscando la bandera a media asta/pero el llanto cansaba/hacía
pesado el sufrimiento/y el dolor.../¡cuánto!/la pesada carga de la muerte/su
lamento/por tanto trabajo/su guadaña/su trabajo/tanto.../tanto

TITULARES

se es cadáver siempre y cuando uno se esté quieto / inmóvil / impasible / se es
cadáver de opereta si las luces se apagan y comienzan con eso los aplausos / se es
cadáver político solamente si tu nombre deja de ser un número real en las encuestas /
se es cadáver solemne si hay sobre la tumba una estatua ecuestre levantada / se es
cadáver subversivo si se encuentra alambre enroscado en las muñecas / se es
cadáver ( pequeña variación ) de políticos si por nombre dice NN en la carpeta / se
puede ser cadáver de forma sospechosa alevosa o apenas subrepticia / se puede ser
cadáver en Manhattan o en Madrid tal vez de forma rutilante / se puede ser cadáver
en Haití o en Honduras en forma descuidada / se puede ser cadáver palestino en ese
caso sólo hay que tener una piedra en cada mano / se puede ser cadáver cuando uno
quiera sin sospechar siquiera que es sólo una ilusión en ese caso las posibles
respuestas apuntan al voodo y entonces se es un zombi caminando de noche por las
calles o tal vez lo que sería peor uno ni siquiera sepa donde carajo esté parado

EL VUELO DE LOS PANADEROS

María, que dirías si te digo
que son las acrobacias de un pájaro veloz equilibrista
lo que parte la oscura noche cimentada
que es el baile de los tules
suspendidos sobre mapas de mundos no inventados todavía
lo que provoca el aullido interminable de los ascensores muertos
que creo todavía en la vigencia del ¡ venga la plata hijo de puta !
y que el dolor María, es sin duda la ausencia más larga
que no fue King Kong, pequeña
que es el temor al fracaso
lo que perturba el vuelo de los panaderos
que dirías si te digo, que el amor María
es el mirar más hondo
o que es el triple salto mortal
de la cornisa elegante en el rascacielos mágico

SIGA EL CORSO



la ley, sí, las leyes
se esconden tras las sombras
no hay peor visión que eso
ahora bien, dicen, digo
¡ fueron ellos !
después en los pubs
las dancing los boliches
la canchita la esquina el estadio
atrás de una vidriera
insisten nuevamente
y que el olvido haiga su descargo
nuevamente en el café
en la tertulia o en el tablero de ajedrez
digo, dicen
¡ nosotros fuimos los culpables !
¡ carajo !
otro a otra
vuelan las palabras en el aire
nos dejaron caer en el asombro
¡ señorita señorita, pido la palabra !
todos gritan
es todo un gozo
otra vez las serpentinas
la avenida rebosante de entusiasmo
los ¡viva, viva ! lastimosos
los cuerpos contra cuerpos contra cuerpos
pretenden evitar
que la ley de gravedad se haga presente
con todo su descaro

EPITAFIO

tus simpatías se desmoronaban
mientras escribías tu largo epitafio clandestino
¿ que son cincuenta años ?
buscabas responder a los que acudían al entierro
volver a nacer
monologabas frente al extenso mar
y los proyectos
y tus víctimas casuales
se fugaban inevitablemente de su encierro
que insignificante el oficio de ascender
en tu traje de funcionario
excesivamente generoso
en la espera del golpe a la obstinación de la violencia
en el hartazgo
que puta la suerte de una vida sin afrentas
y los años
los últimos años en un vos sos un miserable
caramba y toda la buena fe
y estabas lejos
muy lejos
lejos
lejos
lejos
lejos
lejos
lejos

DREAM

fue un sueño
cuando el olvido hizo su trabajo
y de golpe: TODO
las plazas desaparecieron
se vendieron las fuentes
cada árbol
todas las esquinas
la soledad glorificó su señoreo en los empedrados
los rieles oxidados de tranvías
los cables de los trolleys
silbaron su silencio
los muertos salieron de la morgue
exhibiendo sus autopsias
en el shopping las ofertas
inundaron escaleras ya vacías
ALTO
se imprime un decreto escrito con MAYÚSCULAS
vivir será andar a ciegas
entre una multitud violenta

video

LA VIRGEN DE LA VIGA DEL AHORCADO

y te digo
los devotos se hincan bajo tu cartel de whanted
hoy sos la más buscada
los mapas se rearman y se queman las ciudades
los basurales esconden las fronteras
y la lluvia sugiere susurrando un juego de escondidas
-¡ piedra libre ! y una corrida entre escombros y luces que se apagan
-¡ pan quemado ! y un cuchillo en tu ombligo dibujando una sonrisa de aviso
trasnochado
-¡ ahí ahí ! y alguien se retuerce entre las sombras
-¡ pica ahí ! y otro sufre el hambre que se engaña con monedas
-¡ juguemos juguemos ! gritan marines casquivanos bailando entre suspiros
y aparece equivocado un quinielero tuberculoso
ofreciendo estampitas de la virgen de la viga del ahorcado
-¡ no va más ! y uno a otro salen de las sombras los suicidas escondidos
y ni así apareces
y yo pierdo los rastros que podrían delatar tu fugaz pasaje por la vida
y las mentiras disfrazadas de verdades
se hacen eco silencioso entre las ruinas

PREGUNTAS

en la ventana afuera la tormenta y en la bahía todas las preguntas ascendiendo en
frases que gritan
¿serán suyas, señora?
y más acá o más allá será tu sexo inquisitivo el que gritará fastidiado
¿serán suyas, señora?
y bajo todos los trastornos, tras páginas de quejas y reproches, encontraremos las
calles habitadas por todos los reflejos que no vemos y la memoria sobre besos en el
recuerdo frágil de tu ausencia responderá la respuesta equivocada al
¿serán suyas, señora?

PROMESAS

si la respiración se hace pesada/difícil/si las horas grises de la espera se hacen
insoportables/ausentes/si las radios sostienen a pesar de todos los supuestos voces
confundidas/impenetrables/si las escaleras esconden interminables peldaños cómo
dientes afilados en la insoslayable pendiente de la vida/de la muerte/si la partida de
defunción tiene la fecha y tu nombre escrito/ilegible/imborrable/si la penosa rigidez de
tu sonrisa se trastoca/se seduce a sí misma/en otra mueca/con otra suerte/si son las
ganas conjuradas de todos los que a pesar de querer no pudieron/no supieron/si las
ventanas al cerrarse dejaran suponer un vacío sospechado/apenas
subrepticio/ingobernable/si los muertos en verdad no querían morirse/e igual a pesar
de un lamento o de un viva la patria no encontraron mas excusa que irse del brazo
con la muerte/con el destino/o con la puta suerte/si en la te ve no todas son noticias
confirmadas/si suponemos tal vez que el mundo es un montaje/que no hay verdades
imponentes/que toda sorpresa es un gesto calculado/si creemos ciertamente que la
guerra es un juego/que el hambre de un niño se engaña con monedas/que el frío que
no cubre un diario se disipa con discursos/que para mentir a un pueblo hay que
mentirse a sí mismo o comenzar con su esposa y con sus hijos/si creemos firmemente
que el mundo es tan inmenso/inabarcable/que las distancias se miden en suspiros y el
tiempo es una ecuación sin resolución probable/posible/sólo tal vez/a lo mejor/podría
esperar/cabría la esperanza de que en algún momento despertara de esta eterna
pesadilla e imaginaría que todo lo que sé no son verdades

PALESTINA



ser imbéciles es la respuesta / optar por la disolución del pensamiento / ¿ o acaso nos
hemos comportada como buenos chicos ? / la época es la nada / es inútil decirlo :
nada es nuevo / de aquí hasta allí / sí , no hay distancia entre el enemigo / menos que
eso / es PERFECTO /prolijo invisible OVIO / hemos descubierto lo inevitable / “no
inventamos nada” / no nos queda ni el suicidio / sólo graffitis callejeros / “te quiero Sol”
/ hay que tolerar las historias de amor / ¿ llorar por los hijos de la madre patria ? /
¿inocentes?/ ( llanto ) / NO hay inocentes / todos fuimos expulsados del paraíso /
todas las mujeres parirán con dolor / todos deberán sudar el peso de las horas / todos
somos culpables obscenos SUBVERSIVOS / las poéticas indecentes retroceden a
la moda / otra vez es tiempo de transitar por las veredas que siempre nos negaron /
que opciones nos quedan / de este lado se escribe / del otro ARROJAR PIEDRAS

AULLIDO

por Allen Ginsberg
(transducción de J.A. Italiano)
Para Federico Rivero
I
Vi las mejores cabezas de mi generación desechas por la locura, hambrientas histéricas desnudas,
yirando por las calles del bajo cuando la noche se hace día buscando un frenético pinchazo,
eruditos con cabezas coronadas cómo un ángel, ardiendo por la antigua conexión celestial, con el
furioso dínamo de la maquinaria nocturna,
que pobres y sucios y ojerosos y drogos pasaron la noche fumando pasta en la oscuridad
sobrenatural de covachas con agua fría, flotando sobre la cima de la ciudad escuchando la musiquita
de moda
que desnudaron sus cerebros ante el cielo debajo de El y vieron ángeles andinos tambaleándose
sobre los techos mal iluminados,
que pasaron por el Departamental con radiantes ojos imperturbables alucinando Punta y tragedia en
la luz de Reissig entre los maestros de la guerra,
que fueron expulsados de los liceos por locos y por escribir sonetos obscenos en los pizarrones de
las aulas
que se agazaparon en ropa interior en oscuras piezas de pensión, sin afeitarse, quemando su dinero
en ceniceros y escuchando temerosos a través del muro,
que fueron arrestados por sus virtudes púbicas regresando por El Chuy con un cinturón de
marihuana hacia Montevideo,
que aspiraron cocaína en hoteles de postal o aspiraron nafta en la 24, libertad o muerte, o
sometieron sus torsos a una respiración ajena noche tras noche,
con sueños, con drogas, con pesadillas que despiertan, alcohol y verga y bailes rave sin final,
incomparables callejones de temblorosos ladridos de perros y relámpagos en la mente saltando
hacia los polos, migas de pan pan pan, iluminando todo el inmóvil mundo del intertiempo,
realidades de tertulias de floripón, amaneceres de cementerio de árbol verde en el patio trasero,
borrachera de vino sobre azoteas, barrios de escaparate, de paseos intoxicados, luces de semáforo,
de neón parpadeante, vibraciones del sol, la luna y árboles veloces
en rugientes atardeceres invernales del Jaguel, desvaríos de canillitas y una sospechosa luz reina de
la mente,
que se encadenaron en la terminal para el interminable viaje desde La Tuna a la santa Teja en
talassa hasta que el ruido de ruedas y niños aplastados los hizo caer temblando con la boca
desvencijada y golpeados vacíos de imágenes completamente ahuecados de brillo bajo la lúgubre
luz del Zoológico,
que se hundieron toda la noche en la submarina luz del Planetario salían flotando y se sentaban a lo
largo de tardes de cerveza tibia en el desolado Victoria, escuchando el crujir del Apocalipsis en el
desvencijado cassetero del JVC,
que hablaron sin parar por setenta horas del Parque Rodó al departamento al bar a Millán al museo
al puente del Miguelete,
un batallón perdido de conversadores borrachos de bar saltando desde las barandas desde las
ventanas desde el Panorámico Municipal desde la luna, parloteando gritando vomitando susurrando
hechos y memorias y anécdotas y excitaciones del globo ocular y shocks de hospitales y comisarías
y Estadios Centenarios, intelectos enteros expulsados en recuerdo de todo por siete días y noches
con ojos brillantes, carne para la sinagoga arrojada en el pavimento,
que se desvanecieron en la nada Zen Ciudad Vieja dejando un rastro de ambiguas postales de
Casapueblo, sufriendo sudores orientales y crujidos de huesos tangerinos y migrañas de la china
con síndrome de abstinencia en un pobremente amoblado cuarto del Cordón,
que vagaron por ahí y por ahí a medianoche en los patios en las vías del ferrocarril de Capurro
preguntándose dónde ir, y se iban, sin dejar corazones rotos,
que encendieron cigarrillos en camionetas camionetas camionetas haciendo ruido a través de la
cerrazón hacia chacras solitarias en José Ignacio,
que estudiaron a Carreras Lautreamont Juana telepatía bop kabbalah porque el cosmos
instintivamente vibraba a sus pies en Piriápolis,
que vagaron solos por las calles de Pinares buscando ángeles andinos visionarios que fueran
ángeles andinos visionarios,
que pensaron que tan sólo estaban locos cuando Gregorio Aznares refulgió en un éxtasis
sobrenatural,
que subieron en limosinas con el chino Leites de Garzón impulsados por la lluvia de pueblo luz de
calle en la medianoche invernal,
que vagaron hambrientos y solitarios por Gorlero en busca de rock o sexo o sopa, y siguieron al
brillante Español para conversar sobre América y la Eternidad, una tarea inútil y así se embarcaron
hacia Buenos Aires,
que desaparecieron en las chimeneas de Fray Bentos dejando atrás nada sino la sombra de jeans y la
lava y la ceniza de la poesía esparcida en la chimenea de Botnia,
que reaparecieron en la costa de Rocha investigando a la yuta con barba y pantalones cortos con
grandes ojos pacifistas sensuales en su oscura piel repartiendo incomprensibles panfletos,
que se quemaron los brazos con cigarrillos protestando por la neblina narcótica del tabaco del
Capitalismo en el Conrad,
que distribuyeron panfletos supercomunistas en Maldonado Nuevo sollozando y desnudándose
mientras las sirenas de Lo de Naná aullaba por ellos y aullaba por la calle Siete, y el Buquebus de
Colonia también aullaba,
que se derrumbaron llorando en gimnasios blancos desnudos y temblando ante la maquinaria de
otros esqueletos,
que mordieron patovicas en el cuello y chillaron con deleite en camionetas policiales por no cometer
más crimen que su propia salvaje pederastia e intoxicación,
que aullaron de rodillas en el puerto y eran arrastrados por los tejados blandiendo genitales y
manuscritos,
que se dejaron cojer por el culo por santos motoqueros, y gritaban de gozo,
que mamaron y fueron mamados por esos serafines humanos, los marinos, caricias de amor
Atlántico y Pacífico,
que cojieron en la mañana en las tardes en el Rosedal y en el pasto de plazas públicas y cementerios
repartiendo su semen libremente a quien quisiera venir,
que hiparon interminablemente tratando de reír pero terminaron con un llanto tras la partición de un
baño turco cuando el blanco y desnudo ángel vino para atravesarlos con una espada,
que perdieron sus efebos por las tres viejas arpías del destino la arpía tuerta del euro heterosexual la
arpía tuerta que guiña el ojo fuera del vientre y la arpía tuerta que no hace más que sentarse en su
culo y cortar las hebras intelectuales doradas del telar del artesano,
que copularon extáticos e insaciables con una botella de cerveza un amorcito un paquete de cigarros
una vela y se cayeron de la cama, y continuaron por el suelo y por el pasillo y terminaron
desmayándose en el muro con una visión de la concha suprema y eyacularon eludiendo el último
hálito de conciencia,
que endulzaron las conchas de un millón de muchachas estremeciéndose en el crepúsculo, y tenían
los ojos rojos en las mañanas pero estaban preparados para endulzar la concha del amanecer,
resplandecientes nalgas bajo galpones y desnudos en el lago,
que salieron de putas por Camino Aiguá en miríadas de autos robados por una noche, F.R. héroe
secreto de estos poemas, cojedor y Adonis de la Teja -regocijémonos con el recuerdo de sus
innumerables jodiendas de muchachas en solares vacíos y patios
traseros de restaurantes, en desvencijados asientos de cines, baños de liceos, en cimas de montañas,
en cuevas o con demacradas cajeras de supermercado, en familiares solitarios levantamientos de
enaguas de la tía y especialmente secretos solipsismos en baños de estaciones de servicio y también
en puertas de garage de la ciudad natal,
que se desvanecieron en vastas y sórdidas películas, eran cambiados en sueños, despertaban en un
súbito frente a la Plaza Zabala y se levantaron en buardillas con resacas de despiadada grappa con
limón y horrores de sueños de hierro de 18 de Julio y se tambalearon hacia las oficinas del BPS,
que caminaron toda la noche con los zapatos llenos de sangre sobre los bancos de escarcha en la
rambla esperando que una puerta se abriera en el conventillo hacia una habitación llena de vapor
caliente y opio,
que crearon grandes dramas suicidas en los sótanos de los departamentos del Salvo bajo el foco
azul de la luna durante la dictadura y sus cabezas serán coronadas de laurel y olvido,
que comieron estofado de cordero de la imaginación o digirieron los mejillones en el lodoso fondo
del río Santa Lucía,
que lloraron ante el romance de las calles con sus carritos llenos de panchos y mala música,
que se sentaron sobre cajas respirando en la oscuridad bajo el viaducto y se levantaron para
construir clavicordios en sus áticos,
que tosieron en el sexto piso del Radison coronados de fuego bajo el cielo tubercular rodeados por
cajas naranjas de Teología,
que escribieron frenéticos toda la noche balanceándose y rodando sobre sublimes encantamientos
que en el amarillo amanecer eran estrofas incoherentes,
que cocinaron animales podridos pulmón corazón pié cola pizza & muzzarella soñando con el puro
reino vegetal,
que se arrojaron bajo camiones de carne en busca de un huevo,
que tiraron sus relojes desde el techo para emitir su voto por una eternidad fuera del tiempo,
cayeron despertadores en sus cabezas cada día por toda la década siguiente,
que cortaron sus muñecas como Riverito tres veces sucesivamente sin éxito, desistieron y fueron
forzados a abrir kioscos de quiñela donde pensaron que estaban envejeciendo y lloraron,
que fueron quemados vivos en sus inocentes trajes de franela en la peatonal Sarandí frente al
Cabildo entre explosiones de versos plúmbeos y el enlatado martilleo de los férreos regimientos de
la moda y los gritos de nitroglicerina de maricas de la publicidad y el gas mostaza de inteligentes
editores siniestros, o fueron atropellados por los taxis ebrios de la realidad absoluta,
que saltaron del puente de la Barra esto realmente ocurrió y se alejaron desconocidos y olvidados
dentro de la fantasmal niebla de los callejones de sopa y carros de bomba del barrio Rivera, ni
siquiera una cerveza gratis,
que cantaron desesperados desde sus ventanas, se cayeron por la claraboya del Subte, saltaron en el
sucio Miguelete, se abalanzaron sobre negros, lloraron por toda la calle, bailaron descalzos sobre
vasos de vino rotos y discos de fonógrafo destrozados de nostálgica canzonetta italiana de los años
30 se acabaron el fernette y vomitaron gimiendo en el baño sangriento, con lamentos en sus oídos y
la explosión de colosales silbatos de vapor,
que se lanzaron por la Interbalnearia del pasado viajando hacia la cárcel de Punta Carretas -solitario
mirar- autos preparados de cada uno de ellos o Encarnación de Jazz de Cucurulo,
que condujeron campo traviesa por 72 horas para averiguar si yo había tenido una visión o tú habías
tenido una visión o él había tenido una visión para conocer la eternidad,
que viajaron a Paysandú, murieron en Paysandú, que volvían a Paysandú; que velaron por Paysandú
y meditaron y andaban solos en Paysandú y finalmente se fueron lejos para averiguar el tiempo, y
ahora Paysandú extraña a sus héroes,
que cayeron de rodillas en desesperanzadas catedrales rezando por la salvación de cada uno y la luz
y los pechos, hasta que al alma se le iluminó el cabello por un segundo,
que chocaron a través de su mente en la cárcel esperando por imposibles criminales de cabeza
dorada y el encanto de la realidad en sus corazones que cantaba dulces milongones a las Rosas,
que se retiraron a Paraguay a cultivar un hábito o a La Quebrada de los Cuervos hacia el tierno
Buda o hacia Aparicio Saravia en busca de tiernos muchachitos o a San Carlos hacia los negros
desguazaderos de autos o del Depa a El Castillo a Cerro Pelado hacia la guirnalda de margaritas o a
la tumba,
que exigieron juicios de cordura acusando a la radio de hipnotismo y fueron abandonados con su
locura y sus manos y un jurado indeciso,
que tiraron ensalada de papas a los lectores del dadaísmo y subsiguientemente se presentan en los
escalones de granito del manicomio en Santa Marta con las cabezas afeitadas y un arlequinesco
discurso de suicidio, exigiendo una lobotomía al instante, y recibieron a cambio el concreto vacío de
la insulina Metrazol electricidad hidroterapia psicoterapia terapia ocupacional ping pong y amnesia,
que en una protesta sin humor volcaron sólo una simbólica mesa de casín, descansando brevemente
en catatonia, volviendo años después realmente calvos excepto por una peluca de sangre, y de
lágrimas y dedos, a la visible condenación del loco de los barrios de las locas ciudades del Este, los
fétidos salones del Kenedy y El Placer, discutiendo con los ecos del alma, balanceándose y rodando
en la banca de la soledad de medianoche reinos dolmen del amor, sueño de la vida una pesadilla,
cuerpos convertidos en piedra tan pesada como la luna, con la madre finalmente, y el último
fantástico libro arrojado por la ventana de la habitación, y a la última puerta cerrada a
las 4 AM y el último teléfono golpeado contra el muro en protesta y el último cuarto amoblado
vaciado hasta la última pieza de mueblería mental, un papel amarillo se irguió torcido en un
colgador de alambre en el armario, e incluso eso imaginario, nada sino un esperanzado poco de
alucinación- ah, Riverito, mientras no estés a salvo yo no voy a estar a salvo, y ahora estás
realmente en la total sopa animal del tiempoy
que por lo tanto corrió a través de las heladas calles obsesionado con una súbita inspiración sobre
la alquimia del uso de la elipse el catálogo del medidor y el plano vibratorio,
que soñaron e hicieron aberturas encarnadas en el tiempo y el espacio a través de imágenes
yuxtapuestas y atraparon al Arcángel del alma entre 2 imágenes visuales y unieron los verbos
elementales y pusieron el nombre y una pieza de conciencia saltando juntos con una sensación de
Pater Omnipotens Aeterna Deus para recrear la sintaxis y medida de la pobre prosa humana y
pararse frente a ti mudos e inteligentes y temblorosos de vergüenza, rechazados y no obstante
confesando el alma para conformarse al ritmo del pensamiento en su desnuda cabeza sin fin, el
vagabundo demente y el ángel rasta en el tiempo, desconocido, y no obstante escribiendo aquí lo
que podría quedar por decir en el tiempo después de la muerte, y se alzaron reencarnando en las
fantasmales ropas del jazz en la sombra de cuerno dorado de la banda y soplaron el sufrimiento de
la mente desnuda de América Latina por el amor en un llanto de saxofón eli eli lamma lamma
sabacthani que estremeció las ciudades hasta la última radio con el absoluto corazón del poema
sanguinariamente arrancado de sus cuerpos bueno para alimentarse mil años.
II
¿Qué esfinge de cemento y aluminio abrió sus cráneos y devoró sus cerebros y su imaginación?
¡Satanás! ¡Soledad! ¡Inmundicia! ¡Ceniceros y dólares inalcanzables! ¡Niños gritando bajo las
escaleras! ¡Muchachos sollozando en los cantes! ¡Ancianos llorando en las plazas!
¡ Satanás! ¡ Satanás! ¡Pesadilla de Satanás! ¡ Satanás el sin amor! ¡ Satanás mental! ¡ Satanás el
pesado juez de los hombres!
¡ Satanás la prisión incomprensible! ¡ Satanás la desalmada cárcel de tibias cruzadas y congreso de
tristezas! ¡ Satanás cuyos edificios son un juicio! ¡ Satanás la vasta piedra de la guerra! ¡ Satanás
los pasmados gobiernos!
¡ Satanás cuya mente es maquinaria pura! ¡ Satanás cuya sangre es un torrente de dinero! ¡ Satanás
cuyos dedos son diez ejércitos! ¡ Satanás cuyo pecho es un dínamo caníbal! ¡ Satanás cuya oreja es
una tumba humeante!
¡ Satanás cuyos ojos son mil ventanas ciegas! ¡ Satanás cuyos rascacielos se yerguen en las largas
calles como inacabables Jehovás! ¡ Satanás cuyas fábricas sueñan y croan en la niebla! ¡ Satanás
cuyas chimeneas y antenas coronan las ciudades!
¡ Satanás cuyo amor es aceite y piedra sin fin! ¡ Satanás cuya alma es electricidad y bancos! ¡
Satanás cuya pobreza es el espectro del genio! ¡ Satanás cuyo destino es una nube de hidrógeno
asexuado! ¡ Satanás cuyo nombre es la mente!
¡ Satanás en quien me asiento solitario! ¡ Satanás en quien sueño ángeles! ¡Demente en Satanás!
¡Chupa pijas de Satanás! ¡Sin amor ni hombre en Satanás!
¡ Satanás quien entró tempranamente en mi alma! ¡ Satanás en quien soy una conciencia sin un
cuerpo! ¡ Satanás quien me ahuyentó de mi éxtasis natural! ¡ Satanás a quien yo abandono!
¡Despierten en Satanás! ¡Luz chorreando del cielo!
¡ Satanás! ¡ Satanás! ¡Departamentos robots! ¡Suburbios invisibles! ¡Tesorerías esqueléticas!
¡Capitales ciegas! ¡Industrias demoníacas! ¡Naciones espectrales! ¡Invencibles manicomios! ¡Pijas
de granito! ¡Bombas monstruosas!
¡Rompieron sus espaldas levantando a Satanás hasta el cielo! ¡Pavimentos, árboles, radios,
toneladas! ¡Levantando la ciudad al cielo que existe y está alrededor nuestro!
¡Visiones! ¡Presagios! ¡Alucinaciones! ¡Milagros! ¡Éxtasis! ¡Arrastrados por el Río de la Plata!
¡Sueños! ¡Adoraciones! ¡Iluminaciones! ¡Religiones! ¡Todo el cargamento de mierda sensible!
¡Progresos! ¡Sobre el Río de la Plata! ¡Giros y crucifixiones! ¡Arrastrados por la corriente!
¡Epifanías! ¡Desesperaciones! ¡Diez años de gritos animales y suicidios! ¡Mentes! ¡Nuevos amores!
¡Generación demente! ¡Abajo sobre las rocas del tiempo!
¡Auténtica risa santa en el Río de al Plata! ¡Ellos lo vieron todo! ¡Los ojos salvajes! ¡Los santos
gritos! ¡Dijeron hasta luego! ¡Saltaron del techo! ¡Hacia la soledad! ¡Despidiéndose! ¡Llevando
flores! ¡Hacia el Río de la Plata! ¡Por la calle!
III
¡Riverito! Estoy contigo en Santa Marta
Donde estás más loco de lo que yo estoy
Estoy contigo en Santa Marta
Donde te debes sentir muy extraño
Estoy contigo en Santa Marta
Donde imitas la sombra de mi madre
Estoy contigo en Santa Marta
Donde has asesinado a tus doce secretarias
Estoy contigo en Santa Marta
Donde te ríes de este humor invisible
Estoy contigo en Santa Marta
Donde somos grandes escritores en la misma horrorosa máquina de escribir
Estoy contigo en Santa Marta
Donde tu condición se ha vuelto seria y es reportada por la radio
Estoy contigo en Santa Marta
Donde las facultades de la calavera no admiten más los gusanos de los sentidos
Estoy contigo en Santa Marta
Donde bebes el té de los pechos de las solteras compañeritas del Ipa
Estoy contigo en Santa Marta
Donde te burlas de los cuerpos de tus enfermeras las arpías de Capurro
Estoy contigo en Santa Marta
Donde gritas en una camisa de fuerza que estás perdiendo el juego del verdadero
ping pong del abismo
Estoy contigo en Santa Marta
Donde golpeas el piano catatónico el alma es inocente e inmortal jamás debería
morir sin dios en una casa de locos armada
Estoy contigo en Santa Marta
Donde cincuenta shocks más no te devolverán nunca tu alma a su cuerpo de su
peregrinaje a una cruz en el vacío
Estoy contigo en Santa Marta
Donde acusas a tus doctores de locura y planeas la revolución socialista hebrea
contra el Gólgota nacional fascista
Estoy contigo en Santa Marta
Donde abres los cielos de la Bahía de Capurro y resucitas a tu Jesús humano y viviente de
la
tumba sobrehumana
Estoy contigo en Santa Marta
Donde hay veinticinco mil camaradas locos juntos cantando las estrofas primeras del
Himno Nacional
Estoy contigo en Santa Marta
Donde abrazamos y besamos al Uruguay sacrosanto bajo nuestras sábanas el
Uruguay Perfecto que tose toda la noche y no nos dejan dormir
Estoy contigo en Santa Marta
Donde despertamos electrificados del coma por el rugir de los aeroplanos de
nuestras propias almas sobre el tejado ellos han venido para lanzar bombas
angelicales el hospital se ilumina a sí mismo colapsan muros imaginarios Oh
escuálidas legiones corren afuera Oh estrellado shock de compasión la guerra
eterna está aquí Oh victoria olvida tu ropa interior somos libres
Estoy contigo en Santa Marta
En mis sueños caminas goteando por un viaje a través del mar sobre las carreteras a
através de la Costa de Oro llorando hasta la puerta de mi casa en la noche del Este
IV
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo!
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo!
¡El mundo es santo! ¡El alma es santa! ¡La piel es santa! ¡La nariz es santa! ¡La lengua y la pija y la
mano y el agujero del culo son santos!
¡Todo es santo! ¡todos son santos! ¡todos los lugares son santos! ¡todo día está en la eternidad!
¡Todo hombre es un ángel!
¡El vago es tan santo como el serafín! ¡el demente es tan santo como tú mi alma eres santa!
¡La máquina de escribir es santa el poema es santo la voz es santa los oyentes son santos el éxtasis
es santo!
¡Santo Rivero santo Inverso santo Acosta santo Bardanca santo Bravo santo López santa Chevesky
santo Bradón santo Juntaflores santos los desconocidos locos y sufrientes mendigos santos los
horribles ángeles humanos!
¡Santa mi madre en la casa de locos! ¡Santas las pijas de los abuelos Andaluzes!
¡Santo el gimiente saxofón! ¡Santo el apocalipsis del bop! ¡Santas las bandas de jazz marihuana
hipsters paz cucumelos pipas y baterías!
¡Santa las soledades de los altos edificios y de las calles empedradas! ¡Santas las cafeterías llenas
con los millones! ¡Santos los misteriosos ríos de lágrimas bajo las calles!
¡Santo el argonauta solitario! ¡Santo el vasto cordero de la clase media! ¡Santos los pastores locos de
la rebelión! ¡Quien goza Montevideo es Montevideo!
¡Santa Punta del Este santa Salinas santa La Tuna santo Kosovo santo Capurro santo Atahualpa santo
Maldonado!
¡Santo el tiempo en la eternidad santa eternidad en el tiempo santos los relojes en el espacio la cuarta
dimensión santa la quinta Internacional santo el ángel de Satanás!
¡Santo el mar santo el desierto santa la vía férrea abandonada santa la locomotora olvidada santas las
visiones santas las alucinaciones santos los milagros santo el globo ocular santo el abismo!
¡Santo perdón! ¡compasión! ¡caridad! ¡fe! ¡Santos! ¡Nosotros! ¡cuerpos! ¡sufriendo! ¡magnanimidad!
¡Santa la sobrenatural extra brillante inteligente bondad del alma!
Berkeley, 1955
Maldonado 2008
--------------------------------------------------------------------------------
[i] "Aullido", en su primera edición de 500 ejemplares, no tuvo mayores contratiempos, fue la
segunda edición de 3 mil ejemplares, en Mayo de 1957 que fue retirada de las librerías tras ser
declarada obscena por el fiscal Chester McPhee quien declaró "las palabras y el sentido de la
escritura es obscena" y "usted no querría que sus hijos se cruzaran con esto". El 21 de Mayo de 1957,
el poeta Lawrence Ferlinghetti fue arrestado bajo los cargos de "concientemente publicar y vender
material indecente". El 2 de Octubre del mismo año, la restricción sobre el libro fue levantada y
Ferlinghetti fue declarado inocente. Ferlinghetti dijo que Ginsberg dejó los puntos en lugar de
"Fucked" como una declaraciòn política en recuerdo del proceso judicial.

lunes, 20 de julio de 2009

ONE NIGHT IN OLD CITY

mi amor, la 7.65 a esta distancia te partiría el
corazón / DE SALTO EN VUELO EL CÓNDOR
PLANEA, MI AMOR / sobre las calles tan atroces
a la hora mas propicia de la madrugada / TODO
JOVEN ES SOSPECHOSO / toda
mujer es un cuchillo sucio / TODA PROMESA ES UN
DELITO / mi amor, el cóndor sobrevuela la
catedral del cerrito / Y LA WEB YA NO SOPORTA
TANTA CARICIA / tanta soledad virtual / SI LA RED
CAE MI AMOR / si la red colapsa en un orgasmo
interminable / GEMIRÍA LOS VERSOS MÁS
VIOLENTOS ESTA NOCHE / saldría a patear a
cuanto niño pidiendo por la calle me cruzara / SUBIRÍA
A LOS BUSES HASTA ENCONTRAR A LA
CIEGUITA VIEJA / pagaría boleto tras boleto tras sus
enaguas rotas / ESCUCHANDO LOS
POEMAS DE NERUDA, LOS VERSOS DE JUANA
DE HERRERA / y cuando mis monedas se terminen
/ SUBIRÉ IMPROVISANDO ODAS
AL CHOFER , AL COLECTIVO / recitando
a ferreiro tracatraca chucu chucu / BANG BANG /
versos feroces sin ética sin moral / A LOS
VERSOS, A LOS MALOS VERSOS! / a los besos
penosamente lengüeteados! / ... / GOLPEADO Y
PISOTEADO POR LA TURBA EMBRAVECIDA /
sorda como coro de murguista / ESCUPIDO Y
CON LA NARIZ SANGRANDO COCAÍNA
/ regreso caminado por las calles / LOS CABLES
AUSENTES DE LOS TROLLEYS GUÍAN MI
CAMINO / y en la hora en que la noche se hace día /
LA CIUDAD ESTÁ TAN QUIETA Y TAN VACÍA /
como la lata de un mendigo /



Me siento la última sobreviviente de
una mala historia. La mirada tan profundamente impenetrable del
cóndor me acompaña y una bolsa vacía que gira, gira y gira, sigue la
línea de la calle. Busca la escollera, la bahía, el mar, el horizonte, el hondo
cielo hasta encontrar la boca abierta de una ballena descuidada; tan
misteriosa e inquietante como la entrepierna del travesti de la plaza.

to E.A.B.

Mekanïk Destruktïw

aunque sé / QUE OTROS GATOS ARAÑARÁN MI PIEL /
no me preocupo en absoluto / EL TIEMPO ES LA ILUSIÓN
DE LOS DESESPERADOS /antes de que el momento sea
un segundo ciego del adiós / SERÁ LA RESPUESTA / un
grito pájaro veloz / CRUZANDO LA ESPESURA
DE LA NOCHE / las campanas le dirán al viento /
UN PADRENUESTRO / y en los ríos desbordados de
cordura / NIÑOS TULLIDOS ESPARCERAN LOS
CUERPOS DE SUICIDAS / agobiados de tanta vida sin
sentido / I´M FLY IN THE SKY AROUND THE MAGIC
TOWERS WHEN I USING DROGS / the winners using
drogs / I LIKE THE DROGS / i love the drogs / I NEED THE
DROGS / i feel good white drogs / I´M THE DROGS / i´m
the drogs / navegaré el fin de todas las miserias / DOS
SEGUNDOS COLGARÁN DE LA NADA / un brillo / UN
DESMAYO / un disparo / UN BANG!
un sutil fogonazo / Y DESPUÉS TODAS LAS PALABRAS /
cuando escribiste adiós / y tu mano / SOSTENIENDO EL
DOLOR DE TU MIRADA AUSENTE

wie ich mich aus dem, absoluten
elend bewegte, für zwei sekunden,
kam ein schuss aus dem nichts,
ein bang!

EL TIBIO ARROYUELO Y OTRAS HISTORIAS DEL PATIO

sucedió, sucedió aún si el mendigo hubiese querido lo
contrario / REVENTÓ TODO ILUMINADO / se pintaron de
rojo todas las paredes / LOS LADRILLOS / las aberturas /
LA VIEJA ESCALERA DE HIERRO QUE DA AL
ALTILLO TAPIADO / las macetas con malvones
secos / EL ANTIGUO JAZMÍN DEL PAÍS / los
troncos retorcidos del parral / LAS HORTENSIAS
TEMBLARON ASUSTADAS / todo el patio brilló de intenso
rojo / TODO EL PATIO SE SACUDIÓ / hasta los más
perdidos rincones / ROJO / rojo / ROJO / sólo se escuchó
un prolongado aaahhhhh... de asombro / CUANDO LA
NIÑA DESCUBRIÓ / un tibio arroyuelo de sangre entre
sus piernas

................................................................................

la escalera de hierro / OXIDADA POR EL PASO
INEVITABLE DE LOS AÑOS / trepa al altillo tapiado / LA
PARED CUBIERTA POR ENTERO POR LA
ENREDADERA BORRÓ TODA HUELLA DE UNA
POSIBLE PUERTA / sólo el descanso final / VACÍO / la
insinúa / TRISTE Y SOLO COMO UN NIÑO SIN PIEL /
en las noches frías de invierno / EL SUSURRO DEL
SILENCIO PROMETE DESCUBRIR EL TEMOR
DEL PATIO / a veces cuando la ausencia de un mínimo
aleteo de gorrión se hace patente / SE PUEDE
PRESENTIR / como si allí arriba / HUBIERA ALGUIEN
ESCONDIDO / agazapado / CONGELADO / aguantando
la respiración para no delatar su presencia casi atroz / SU
MALEVOLENTE INTENCIÓN DE CASTIGAR
TUS SECRETOS / allí guardados

.......................................................................

ahora su único escenario era ese
patio, apenas iluminado por el foco de
mercurio casi agotado, cuando el
dolor no es tanto, sin un criterio que
pueda entenderse, en medio de esas
noches tan oscuras como la piel del
cuello de un ahorcado, los fantasmas
la acompañan. arrastrando su
soledad, murmurando angustias
milenarias que carga en su espalda,
balbucea su angustia sollozando
tristemente , se duerme y espera a la
mañana, tempranito, con el cambio de
guardia, a que alguna enfermera note
su ausencia y vaya a buscarla

LA ÚLTIMA MISA EN EL ALTAR DEL PATIO

salió primero uno y
después otro y otro /F U E R O N
SUCEDIÉNDOSE LOS MINUTOS / el gato de
pupilas redondas y de sonrisa exacta / LA
CULEBRA DE PIEL DE SEDA / el cuervo que anida
en el preciso horizonte de la l u n a / E L Z O R R O
VANIDOSO / la niña aún con sangre entre las
piernas / EL MENDIGO CIEGO APAGÓ EL
CIGARRILLO EN SU OREJA Y SUS OJOS
BLANCOS MIRARON AL SUR PRESINTIENDO LA
TORMENTA / apareció sin que nadie notara su
presencia y sobre el altar del patio / DEPOSITÓ SIN
RUIDO EL FRASCO CON EL FETO VIVO / un ladrillo
amasado con la tierra de la tumba de un ahorcado / UN
RELICARIO HECHO CON DIENTES DE BALLENA /
un caparazón de tortuga convertido en plato /
DENTRO DE ESTE A MODO DE OSTIAS /
podrían ser tal vez / LOS DEDOS DEL HIJO DEL
CARPINTERO QUE AYER LOS PERDIÓ
JUGANDO EN EL TALLER DEL PADRE / o a
lo mejor sólo son ostias con forma de dedos de
niño recién trozados / COMO SEA / los fieles
uno a uno se fueron acercando / RECIBIENDO ENTRE
SUS PICOS / sus bocas / LA OFRENDA MERECIDA / sólo el ciego
seguía sin mirar / PRESINTIENDO LA
TORMENTA / hasta que una a una fueron
sucediéndose las gotas / LUEGO EL VIENTO / el
relámpago / EL RAYO / la tormenta / LOS ORANTES HECHOS DE
MIEL Y AZÚCAR / no pudieron resistirla tentación de verse
disolver debajo de la lluvia / IMPREVISTAMENTE LA
MISA TERMINÓ POR FALTA DE CUORUM DE
CREYENTES PRESENTES EN PATIO

ella se despertó temblando, la frente
cubierta de rocío, miró con miedo a
todos los rincones de la huerta. se
arrobó ya más tranquila en su nido de
hortensias más azules que el fondo
nacarado de una estrella, buscó
debajo de su cuerpo. encontró el lápiz
y el cuaderno, se apresuró a escribir el
sueño. luego más tranquila, estiró su
l a rgo cue rpo pa r a pa s e a r s e
presuntuosa por el huerto, en busca
de la inocencia desecha a martillazos